Valverde: «La puerta cerrada será extraño. El Barcelona-Las Palmas fue algo horrible»

Ernesto Valverde sigue la vuelta del fútbol desde su domicilio de Bilbao. Fotografía, guitarra y paseos por la montaña componen el día a día del que fuera técnico del Barcelona hasta que le destituyeron en enero. El Txingurri ha atendido este mediodía de martes a RADIO MARCA BILBAO para analizar el momento actual y detenerse en la reciente retirada del fútbol. El entrenador que más partidos ha dirigido al Athletic a lo largo de su historia reconoce que «jugar sin público va a ser muy extraño».

Habla desde el punto de vista de la experiencia. «Un par de partidos quizá pudieran darse pero no sé cómo va a ser eso de tener 100 sin público. Los primeros serán complicados, pero luego seguro que los futbolistas se van haciendo», expresó. Valverde vuelve la vista atrás y recuerda el Barcelona-Las Palmas que tuvo que dirigir a los azulgrana a puerta cerrada en el Nou Camp. «Fue horrible. No estábamos preparados para jugar de esa manera. Quizá ahora ya estén todos un poco más mentalizados«, señaló.

El preparador de Viandar de la Vera, que no tiene compromiso alguno para la próxima temporada, aseguró sentirse «tranquilo» con su situación y puso en valor lo que se ha vivido en los últimos meses con el estado de alarma sanitaria. «Han sido momentos duros, sobre todo por la preocupación que tienes por la gente más cercana, pero nos ha traído cosas diferentes. Estamos viviendo algo que no ha pasado nunca y quizá ha hecho que nos debamos volcar en gente que hace trabajos más esenciales al margen del fútbol, que no deja de ser un espectáculo del que somos mucho los que vivimos», añadió.

EL RECUERDO DE ADURIZ

La charla también ha girado alrededor de la figura de Aduriz, al que Valverde dirigió una temporada en el Bilbao Athletic y cuatro en el primer equipo. El técnico ensalzó al delantero donostiarra y recordó la primera vez que coincidieron en el filial. «Fue un año difícil para él. Estuvo a caballo entre el primer equipo y el filial. Tenía posibilidad de haber ido cedido, creo que al Eibar, y no lo hizo porque parecía que iba a tener más minutos en el primer equipo y al final no los tuvo. Se quedó un poco a última hora. Fue complicado para él. Después tomó una decisión valiente que fue la de marchar y creo que salió ganando. Ha sido un jugador que con el tiempo ha ido siempre a más. Siempre ha tenido buenos números en todos los sitios en los que ha estado», remarcó.

Valverde defendió el valor de Aduriz como el de un capitán de ley. «El rol que adquirió traspasaba a todos sus compañeros. Siempre ha sido ejemplo. Hay momentos en los que no hace falta llevar un brazalete para demostrar el significado que uno tiene en el equipo. Aduriz era un jugador fundamental, le gustaba ese rol, se exigía mucho y se exigía a los demás. Con el paso del tiempo, contrariamente a lo que son los delanteros y gracias a su capacidad física y nivel competitivo se ha mantenido a un nivel altísimo», indicó.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *