Villalibre: «Mi mejor amigo toca en una electrocharanga»

La falta de entrenamientos en Lezama tiene a los leones completando tiempo como mejor pueden más allá de las rutinas diarias que envían los preparadores físicos. Asier Villalibre pasa buena parte de esos ratos tocando la trompeta. El delantero gernikarra es uno de los integrantes de Orsai, grupo musical que forman varios jugadores del Athletic, y su actuación en el vestuario de Granada tras alcanzar el pase a la final se hizo viral. «Mi mejor amigo toca la batería en una electrocharanga, es el que marca el ritmo. A partir de ahí me hice amigo del trompeta y me entraron ganas. Con eso del grupo de los compañeros me entraron ganas y le dije a ver si me daba unas clases y las sigo todas las semanas. Estos días estoy metiendo una hora y pico cada día con la trompeta. Hablo con el profesor y me va pasando nuevas canciones para no ser siempre las mismas», explicó.

El rojiblanco contó de manera muy natural cómo fue su incorporación al grupo de música que se gestó «en el gimnasio de Lezama. Hablaron de música y se les ocurrió lo de empezar a ensayar, pero al principio no era nada serio. Yo estaba en una época en la que no sabía si iba a salir cedido y no me metí mucho, pero cuando confirmaron que me quedaba aquí les dije para empezar a tocar la trompeta con ellos. Me dijeron que bien, pero que necesitaban un cantante, y ahí me quedé. Ensayamos todas las semanas, tenemos un profesor…se ha convertido en un hobby muy serio y muy bonito. Ahora ya tocamos bastantes canciones, algunas de Fito. Votamos las que más nos gustan y las tocamos».

DE ADURIZ A LUIS SUÁREZ

Villalibre apura su puesta a punto con ganas de tocar pronto césped porque había vuelto a la dinámica de grupo después de superar una lesión lumbar. El Estado de Alarma le cortó la progresión porque «ya me habían dado me habían dado el alta y estaba con el grupo, aunque todavía con algo de cuidado en los contactos. Fue una pena porque estaba cogiendo el ritmo y estar en casa me ha parado».

El delantero es exigente y asegura que necesita mejorar «la movilidad, ver mejor los espacios y no estar tan parado». Y en las cuestiones propias del oficio se fija en Aduriz y Luis Suárez. «Ojalá tuviera el remate de Aduriz. Es muy listo para rematar. Si lo hace es difícil que falle. Y Luis Suárez gusta ver cómo aprovecha el espacio y lo bien que lo juega», argumentó.

El vizcaíno recuerda con pasión el gol ante el Espanyol, que fue su primer gol en Liga con el Athletic «y lo voy a recordar durante toda la vida porque además llegó la primera vez que fue titular» y opta por volver la vista atrás a las tandas de penalti coperas contra Elche y Tenerife. «El penalti de Elche lo tiré muy mal. Iba nervioso. Lo eché tan mal que el portero, que se había tirado bien, no lo pudo parar por lo mal que lo había tirado. Pero me vino bien. Necesitaba eso para coger confianza y ver cómo tenían que ser. Después, en la tanda de Tenerife, fui muy tranquilo, sin presión ni nervios. Está claro que necesitaba echar el de Elche».

En el trabajo de asentarse en la primera plantilla Villalibre se fija en el tiempo que estuvo cedido, enlazando préstamos en Numancia, Valladolid y Lorca. «Igual alguien lo ve como un tiempo perdido porque no jugué tanto, pero psicológicamente me vino bien para aprender. Mentalmente me endureció mucho. Vi el frío que hace fuera y lo bien que se está aquí. Hay que esforzarse por tener estoy. Estar fuera me hizo valorar lo que tenemos aquí y esforzarme más».

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *