El Granada y los cedidos, un negocio redondo

Al margen de lunares aislados en el expediente, en los últimos años el Granada ha utilizado las cesiones con acierto, logrando reforzar su plantilla reduciendo el gasto en fichajes. Con la incertidumbre que se cierne sobre la presente campaña, el club ya piensa en los movimientos a realizar en verano con este tipo de futbolistas.

En la retaguardia, el conjunto andaluz logró la cesión de Martínez y Vallejo, dos centrales jóvenes y con proyección que tendrán que volver a sus clubes de origen, Eibar y Real Madrid, cuando concluya la temporada, no así Foulquier, lateral francés que regresó a Los Cármenes en el mercado invernal y cuya cláusula de compra pretende hacer efectiva el Granada, satisfecho por su rendimiento e implicación.

En la medular, situación diametralmente opuesta para Gonalons y Yangel Herrera. El centrocampista galo recaló en el Granada tras años difíciles por culpa de las lesiones. El cuadro nazarí firmó una opción de compra obligatoria por cuatro millones de euros en caso de permanencia, algo que, de una forma u otra, parece asegurada. La cantidad, que podía resultar excesiva en el momento de su llegada por las dudas sobre su estado físico, ahora se antoja como un desembolso menor por un jugador con experiencia y jerarquía.

Sueños complicados

Mucho más complicado será retener a Yangel Herrera, cedido por el Manchester City. El venezolano, que tiene una cláusula de diez millones, se ha revalorizado con una gran curso como rojiblanco y la primera intención del Granada es tratar de ejecutar la opción de compra, inasumible en estos momentos y a la que sólo podría llegar el equipo granadino en caso de realizar otras ventas importantes.

La nómina de cedidos del Granada se completa en ataque con Gil Dias y Carlos Fernández. El portugés llegó en el mercado invernal, y a pesar de contar con una opción para ficharlo el Granada no tiene en mente dicha posibilidad. Sí le gustaría poder retener al delantero hispalense, aunque el Sevilla no permitió incluir cláusula de compra en la operación, conscientes del gran diamante en bruto que tienen entre manos, por lo que la el único escenario posible para la continuidad de Carlos Fernández otro año más como rojiblanco sería con una nueva cesión, y siempre en el caso de que los de Nervión realicen un importante desembolso para la llegada de un goleador en verano.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *