Zidane mete prisa

Zinedine Zidane concedió a sus jugadores el fin de semana libre y buena parte del lunes, hasta las 18.30 horas. Casi tres días de desconexión que contrasta con el ritmo frenético al que trabajan estos días Florentino Pérez, José Ángel Sánchez y los responsables de redactar contratos en el Real Madrid. Y es que el club blanco se encuentra en las horas previas de una semana que se antoja decisiva en la planificación de la temporada.

Tras realizar buena parte de los deberes a primeros de junio, al Madrid le toca ahora pegar un nuevo acelerón al nuevo proyecto. Así lo ha pedido Zidane, al quele gustaría contar en la semana que arranca LaLiga con la plantilla definitiva. Sabe que no va a ser fácil y de hecho siempre dice que «hasta el 31 de agosto pueden pasar cosas» (es el 2 de septiembre en realidad cuando se cierra el mercado), pero el francés espera que sea esta semana cuando se cierren las operaciones más importantes.

Singapore (Singapore), 20/07/2019.- Manchester Uniteds Paul <HIT>Pogba</HIT> (L) in action against Inters Marcelo Brozovic (R) during the International Champions Cup soccer match between Manchester United and Inter Milan at the National Stadium in Singapore, 20 July 2019. (Singapur, Singapur) EFE/EPA/WALLACE WOON

La principal es la de Paul Pogba. Zidane le quiere ya y espera que el Madrid haga un esfuerzo. En el club, sin embargo, no lo ven tan fácil y menos tras las declaraciones de Solskjaer asegurando que el jugador no se iba a mover. En el Madrid lo tienen claro, o los de Old Trafford rebajan sus pretensiones por debajo de los 120 millones o no habrá acuerdo. Está muy atento el Madrid a las informaciones que salen desde Inglaterra y que dicen que el United cerrará a Milinkovic-Savic y a Bruno Fernandes, pero estas operaciones siguen sin concretarse y, por tanto, Pogba continúa bien esposado al Manchester.

Aseguran en Inglaterra que la decisión del jugador ante la negativa del United a negociar ha sido la de declararse en rebeldía, aunque el técnico salió al paso asegurando que el futbolista tenía algunas molestias. Pero no se creen en Manchester la supuesta lesión de espalda que alegó el jugador para no viajar a Cardiff, pero no parece inmutarse Ed Woodward, que insiste en que el jugador es intransferible. Aunque el Madrid tiene hasta el 2 de septimbre para comprar al jugador, el jueves se antoja como una fecha decisiva dado que se cierra el mercado para que los clubes de la Premier puedan fichar. Si el United no cierra a los sustitutos del francés, está claro que no fichará por el Madrid.

El Madrid también acelera por Van de Beek, que marcó un gol, dio una asistencia y fue el mejor de su equipo ante el Vitesse (2-2) el pasado sábado. Aquí el club no tiene dudas, creen que es un jugador muy interesante para el proyecto 19/20 y esperan cerrarlo la próxima semana. El acuerdo con el jugador es total y sólo falta cerrarlo con el Ajax. Zidane lo ve con buenos ojos siempre y cuando llegue acompañado de Pogba.

En el aspecto de las salida, Zidane también ha pedido al club que acelere. El Madrid tiene cuatro días para colocar a Gareth Bale en la Premier, operación que es tan difícil o más como la de Pogba, aunque a la inversa. El galés y su representante no están dando ninguna facilidad y son muy pocas las alternativas que tanto el club como el jugador tienen en la Premier. El Manchester United y el Tottenham son los dos únicos clubes que pueden afrontar la operación, aunque siempre con matices. Desde el Madrid sueñan con que el nombre de Bale pudiera entrar en la operación Pogba, mientras que los Spurs ya dejaron claro a los blancos que sólo podrían fichar al galés si se halla una solución con su estratosférica ficha: 17 millones.

Otra salida que tanto el club como Zidane quieren que se produzca cuanto antes es la de James. El entrenador ha dejado claro a la entidad que no cuenta con él y por eso espera que se marche lo antes posible. En el Madrid le ven como un jugador ideal para hacer caja, pero esperan una oferta de 50 millones de euros para rubricar su salida. El Atlético, aunque ayer Cerezo echara balones fuera, le quiere. Y además del Nápoles, hay un tapado dispuesto a ofertar por el jugador. En el Madrid están convencidos de que terminarán haciendo una buena venta por él.

Otro jugador que podría abandonar el Madrid la próxima semana es Mariano, que tiene encima de la mesa una importante oferta del Mónaco. El jugador se resistía a marcharse, pero tras no jugar ni un minuto en la gira por Estados Unidos decidió escuchar ofertas. Su gol ante el Fenerbahçe no ha cambiado su situación para Zidane.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *