Febrero, un mes repleto de sancionados en el Betis

El mes de febrero, que finaliza para el Betis el próximo sábado con su visita a Mestalla para enfrentarse al Valencia, ha sido poco o nada fructífero a nivel clasificatorio para el equipo de Rubi. En los cuatro partidos que ha disputado hasta ahora, ante EibarBarcelonaLeganés y Mallorca, apenas ha sido capaz de rescatar tres de los 12 puntos en juego, un bagaje muy escaso si tenemos en cuenta que tres de sus encuentros fueron ante rivales que están peleando en la zona baja de la clasificación. Pero esta falta de consistencia defensiva y de pegada que le ha impedido hacerse con un botín que le permitiera acercarse a Europa se ha visto lastrada también por cuestiones disciplinarias.

En todos y cada uno de los cinco partidos del Betis en febrero, los cuatro que ya ha jugado y el del próximo sábado, ha perdido jugadores por sanciones del Comité de CompeticiónFeddal, con dos partidos de castigo, no pudo estar ante Eibar y Barcelona (al igual que Jaume Torras y Diego Tuero, ayudantes de Rubi, expulsados en la visita al Coliseum de Getafe a finales de enero). Fekir se perdió la visita a Leganés por su polémica doble amarilla frente al Barça. Y Borja Iglesias no pudo estar el pasado viernes ante el Mallorca por su roja directa en Butarque. A ellos se unirá Bartra el sábado, cumpliendo ciclo de amarillas. Un problema más para Rubi a la hora de confeccionar el once titular.

El Betis es el 15º equipo en faltas cometidas en LaLiga (313 faltas). Sólo supera en infracciones a Valladolid (312), Celta (301), Levante (286), Valencia (283) y Barcelona (280). Sin embargo, es el club que más expulsiones ha sufrido en lo que va de campeonato (siete) y el cuarto que más tarjetas amarillas ha recibido (71), sólo por detrás de Getafe (84), Leganés (81) y Alavés (74). Unos números que reflejan a partes iguales tanto el desigual criterio arbitral que vienen sufriendo los verdiblancos, como las carencias de su sistema de juego, que obliga a hacer faltas de tarjeta de manera recurrente por su falta de consistencia.

Tras la reunión con Murthy…cena de equipo en el Valencia

El martes fue un día ajetreado para la plantilla del Valencia. Tras el regreso a los entrenamientos, el lunes había disfrutado de jornada de descanso, el presidente reunió a los capitanes, en presencia del director deportivo César Sánchez, para lanzar un mensaje de exigencia y de compromiso hasta final de temporada. De hecho, por la tarde reforzó el mensaje haciendo una declaración pública. «Los capitanes están de acuerdo conmigo, es momento de máxima exigencia y no bajar los brazos en la lucha por los objetivos».

La plantilla, aprovechó que hoy miércoles la sesión de trabajo es vespertina para juntarse a cenar, según adelantó CV Radio, y hablar de los últimos malos resultados que han llevado a una espiral muy negativa. En la cena, en la que no estuvo presente el cuerpo técnico liderado por Celades, los capitanes transmitieron el mensaje matinal del presidente.

El equipo se encuentra en un momento muy delicado. Tras varias goleadas consecutivas fuera de casa, necesita enderezar el rumbo e intentar una machada histórica en Champions para que la temporada no se acabe antes de tiempo.

El Levante amenaza con el ‘fuego amigo’

ELevante encara la preparación del duelo frente al Real Madrid con la certeza de que meterle mano a los blancos está al alcance de esta plantilla. Los duelos de las últimas temporadas así lo atestiguan, con el Ciutat como bastión y con una histórica victoria en el Bernabéu hace año y medio.

Incluso en los duelos más desigualados, los de Orriols han plantado cara al actual líder de LaLiga. En el precedente más reciente, el partido de la primera vuelta en Chamartín, la derrota parcial al descanso por 3-0 hacía intuir una plácida segunda parte que finalmente no fue así.

Sin Casemiro en el centro del campo, los de Paco López consiguieron acercarse con peligro a la meta de Courtois y, a los cuatro minutos de la reanudación, Mayoral recortaba distancias. El futbolista cedido por el Real Madrid no celebraba el tanto que daba esperanzas al Levante en el partido.

A un cuarto de hora del final, la ley del ex volvía a hacer acto de presencia; Gonzalo Melero, canterano blanco, ponía un peligroso 3-2 en el marcador, su primer tanto con la camiseta del Levante. A un paso de la orilla, los granotas buscan en el Ciutat consumar la venganza de dos viejos conocidos de La Fábrica.

Sergi Guardiola: «Si ganamos al Espanyol se va a ver todo diferente»

Está en «un momento dulce, a un nivel físico y de confianza muy altos», como el propio protagonista, Sergi Guardiola, reconoce. Su inverosímil gol en Granada así lo demuestra. Un tanto que tuvo toda la intención por parte del delantero y que vino motivado por una conversación que mantuvo con uno de sus compañeros: «Enes Ünal vio en una jugada parecida en el primer tiempo que el portero salía mucho para tapar el pase y me lo comentó en el descanso. En la primera oportunidad lo intenté y salió bien».

A pesar de la «dura derrota» con remontada en Los Cármenes, el delantero afirma que el vestuario blanquivioleta está «tranquilo y confiado». Al respecto, el jumillano piensa que una de las posibles razones de que el equipo encaje muchos goles en los últimos minutos de los partidos es que quizás no hayan «sabido combinar bien para aguantar más el balón», descartando un problema en la preparación: «No creo que nuestro físico sea peor. El Granada equiparó el cansancio con el empuje de su afición».

Sobre el vital encuentro contra el Espanyol del próximo domingo en el José Zorrilla, Guardiola espera que encuentren la mejor versión, algo que suele pasar cuando el equipo se ve «amenazado». Para ello es importante «corregir los errores, limpiar la mente y cambiar la dinámica», con el objetivo de dejar «tocado» al conjunto perico: «Si ganamos se va a ver todo diferente».

El Betis presenta alegaciones por la primera amarilla a Fekir frente al Barça

El departamento jurídico del Betis, después de casi dos días de trabajo analizando a fondo las imágenes, la redacción del acta y antecedentes similares, ha decidido presentar alegaciones al Comité de Competición por la primera de las dos tarjetas amarillas que recibió el centrocampista francés Nabil Fekir en el partido del pasado domingo frente al Barcelona.

En la acción en la que fue amonestado, pese a que a primera vista parece ‘atropellar’ a Lenglet, central del conjunto azulgrana, las imágenes demuestran que prácticamente no llega a tocarle y que el futbolista del equipo que dirige Quique Setién salta y cae al suelo de manera desproporcionada. En el acta del partido, el colegiado murciano Sánchez Martínez señaló que Fekir había recibido la amarilla por «derribar a un contratio en la disputa de un balón de forma temeraria».

Betis cree que dicha redacción, como muestran las imágenes, no se ajusta a la realidad y presentará en las próximas horas un escrito de alegaciones con el objetivo de que le sea retirada la tarjeta a Fekir y, por consiguiente, no reciba el partido de sanción que le correspondería por la expulsión por doble amarilla, ya que un minuto después de la jugada en cuestión fue amonestado por protestar.

El Comité de Competición tiene previsto reunirse este miércoles para analizar todo lo acontecido en la pasada jornada de Liga. En el Benito Villamarín confían en que le sea retirada esta tarjeta a Fekir y pueda estar a disposición de Rubi en el encuentro que le enfrentará al Leganés el próximo fin de semana.

Raúl García y Yuri vuelven al grupo a 24 horas del arranque de la semifinal copera

El Athletic prepara la semifinal de Copa contra el Granada pendiente del estado físico de sus futbolistas más castigados. El duelo copero llegará en mitad de una semana en la que han sido varios los futbolistas que han acudido en jornada de doble sesión a Lezama para realizar ejercicios de recuperación y recibir tratamiento de fisioterapia. Entre ellos, Raúl García y Yuri, que no estuvieron en el derbi del Reale Arena a causa de sendas sobrecargas. Los dos entrenan con el grupo a 24 horas del partido con la confianza de estar a disposición de Garitano.

El técnico rojiblanco esperará hasta el miércoles para dar la convocatoria de 18 futbolistas que tratará de encarrilar el pase a la final de La Cartuja. Garitano quiere extender al máximo la capacidad de recuperación de sus futbolistas. En el grupo con el que ha trabajado en Lezama también estaban Vencedor, Sancet y Vivian. Mientras que Sancet y Vivian son habituales en las dinámicas del primer equipo Vencedor se ha sumado esta semana ya que Dani García no podrá alinearse el domingo por sanción ante Osasuna y también arrastra fatiga física, lo que le hizo ser suplente en el derbi.

El plan del equipo hasta el partido ante el Granada seguirá además de la sesión en el verde con la cena que realizará toda la plantilla en Lezama. Los técnicos y médicos del club prestan máxima atención a la alimentación y las pautas establecen que los días previos a los partidos haya cena común, con el menú confeccionado por la dietista Toscana Viar, que también se encarga de la alimentación los días de partido y las jornadas de entrenamiento. Los leones dormirán en sus respectivos domicilios y volverán a verse el mediodía del miércoles en el Hotel Meliá, habitual en las concentraciones de los encuentros en San Mamés, Los futbolistas cargados físicamente tendrán trabajo de fisioterapia por la mañana en Lezama.

FC Barcelona Margen para Abidal

La cumbre entre los miembros de la Dirección Deportiva y Josep Maria Bartomeu, celebrada el domingo, ha servido para aclarar responsabilidades, definir roles y ofrecer tranquilidad y confianza a los técnicos, que han salido, al menos de momento, respaldados. Todas las partes consideran la reunión «positiva» una vez aclaradas las discrepancias existentes y limadas algunas diferencias o tiranteces. Eric Abidal y su equipo ya se han puesto, de hecho, manos a la obra en los movimientos previstos en el vestuario de cara al próximo verano.

La búsqueda del relevo de Ernesto Valverde, con el controvertido viaje a Qatar para firmar a Xavi, y el fichaje frustrado de un delantero centro en este pasado mercado de incorporaciones habían dejado un poco tocado a Eric Abidal. El francés era consciente de la existencia de fuertes voces críticas, algunas de ellas aireadas y filtradas, en la Directiva hacia su gestión. Varios dirigentes no entendían sus movimientos, como no tener un claro plan B a la incorporación de Rodrigo, y se mostraron contrarios a sus decisiones.

Pero el exjugador también estaba disgustado por esos comentarios y dudas, ya que implicaban infravalorar su capacidad al frente de la Dirección Deportiva y cuestionar su toma de decisiones. Además, en el área técnica consideraban que ha habido ciertas injerencias, o serios intentos, hacia su trabajo que no han sido de su agrado y que les han limitado o puesto en una situación incómoda.

Estas circunstancias habían provocado cierto malestar en el departamento y también en la Directiva. Pero la cumbre del domingo sirvió para aclarar las cosas. Josep Maria Bartomeu respaldó a Eric Abidal y su equipo, en el que destaca Ramón Planes, y, de momento, no hay cambios fundamentales previstos en esta sección. El exjugador no peligra en el cargo y ya está trabajando en operaciones que pueden llevarse a cabo en verano. El mandatario le reiteró su confianza.

El área deportiva está, no obstante, carente de un jefe como era Pep Segura, cesado el pasado verano. Bartomeu intentó firmar para el puesto a Carles Puyol, sin éxito.

El Barcelona es un polvorín: nadie se fía de nadie

El Barcelona vive su peor crisis desde hace muchos años. Los malos resultados del equipo, unidos al cese de Valverde y a las graves lesiones de jugadores claves, han provocado un enorme nerviosismo en todos los estamentos del club que empiezan a temerse un año en blanco. El último capítulo, y el más grave de todos, es el enfrentamiento público entre Eric Abidal y Leo Messi.El secretario técnico concedió una entrevista al diario Sport para intentar explicar todo lo sucedido en el mercado invernal. Una entrevista que tenía lugar después de una reunión con Bartomeu en la que el presidente dio su apoyo al francés. Sin embargo, lo que debía ser un lavado de cara en la Prensa, provocó un enorme incendio cuyas consecuencias son ahora muy difíciles de prever.

Abidal dijo que uno de los motivos por el cual se tomó la decisión de prescindir fueron los jugadores. «Había algunos descontentos que no se entrenaban bien», dijo el secretario técnico. Tampoco le gustó a Leo que hablase de negociaciones para la renovación de su contrato.La reacción del argentino no se hizo esperar. El futbolista anda caliente estos días por la situación en la que está inmerso el equipo con esos malos resultados y un cambio de entrenador que de momento no ha aportado soluciones. Su enfado se nota en los entrenamientos y también en los partidos. Solamente faltaba que Abidal cargase contra los jugadores haciéndoles de alguna manera responsables del cese de Valverde.A través de las redes sociales colgó un mensaje en el que indicaba a Abidal que debía hacerse responsable de sus decisiones y, sobre todo, que si hablaba de jugadores dijera los nombres de dichos responsables. Messi sabe por experiencia que cuando se habla del vestuario del Barcelona todas las miradas se centran en él. Y si alguien no fue responsable de la salida de Valverde fue precisamente Leo.

El Barcelona ha entrado en una situación en la que ya todos desconfían de todos y los nervios están a flor de piel. Bartomeu no se fía de Abidal por todo lo sucedido en este mercado invernal con el show protagonizado en Doha con Xavi y la falta de refuerzos para el ataque. Aunque reafirmase al francés, la confianza ya no es la misma.Los jugadores tampoco han visto en el técnico la salvación. Sus primeros planteamientos no han dado resultado y ha tenido que dar marcha atrás y recuperar la idea con la que estaba jugando Valverde. Sin Luis Suárez y Dembélé poco más podrá hacer. El equipo no da para más y esto ya empiezan a verlo todos. Messi, el primero.Y la desconfianza también se ha trasladado al vestuario azulgrana. Había jugadores que eran partidarios de que Valverde se fuera porque su protagonismo se había reducido considerablemente como es el caso de Busquets, Rakitic o Arturo Vidal, entre otros. Valverde se fue con la sensación de que algunos futbolistas le habían hecho la cama.El clima que se vive en el vestuario es irrespirable con reproches entre los jugadores. El que no fuera ninguno de los capitanes a la rueda de prensa de Víctor Tomás en la que anunció su retirada es un claro síntoma del mal ambiente que se vive ahí dentro. porque se habló de ir. O situaciones que venían de atrás como fue el no permitir que entraran las cámaras para grabar la segunda parte del documental Matchday.

Suso, el verso libre

El entrenador del Sevilla reconoce que tiene un problema. Sólo ha ganado cinco de los 11 partidos disputados en el Sánchez-Pizjuán, sufriendo verdaderos problemas ante equipos que se repliegan y dejan la pelota al equipo local, que se atasca en su propio fórmula de tocar y tocar a la espera de que la ocasión ideal para anotar el gol de la victoria aparezca por desgaste o despiste local.Frente al Alavés estuvo más cerca la derrota que la victoria por el orden y los momentos de los goles. Con 0-0, al inicio del segundo periodo, el técnico recurrió a la última incorporación de enero, un Suso que llevaba un par de entrenamientos con sus compañeros. La fe de Lopetegui en el atacante gaditano es muy importante. No sólo porque lo conoce de la selección nacional, sino por esa sensación de haber encontrado una de las piezas que le faltaban en ese equipo base que tiene en la cabeza.

Lopetegui trata siempre de jugar con tres centrocampistas y un mediapunta echado en un costado, habitualmente a banda cambiada, para aprovechar sus diagonales y que tenga facilidad para disparar a portería o dar un último pase. Esa función hasta ahora la ha realizado Nolito, quien termina cada partido como el sevillista que ha disfrutado de un mayor número de situaciones de peligro.En el Real Madrid o la selección contaba con Isco. Ahora tiene a Suso, quien se va a ir acoplando a la banda derecha, mientras que ese jugador vertical que también necesita el vasco en los costados, en el Sevilla Ocampos, tendrá que convivir con el cambio de banda cuando sea necesario. Con los partidos cerrados sacrifica su verticalidad.Un jugador diferenteEn los minutos que se pudieron ver de Suso en el Sánchez-Pizjuán, sin mucha compenetración con sus nuevos compañeros, se pudo observar que es un jugador que cambia el paso del plan establecido. Un poco como Ocampos, aunque con otras características.Cada vez que coge la pelota se olvida de las instrucciones y mira cómo dañar al rival, qué espacio puede dejar la defensa para entrar o filtrar un pase y la posición del portero para probar su buen disparo desde media distancia. El Sevilla necesita un desatascador que no esté encorsetado. Suso levanta la mano.

Las faltas se cruzan en el camino de Fekir

Nabil Fekir, campeón del mundo con Francia en 2018 y fichaje estrella del Betis el pasado verano, no está teniendo una adaptación sencilla a LaLiga. Una inoportuna lesión le lastró en el comienzo del campeonato y su estilo de juego, muy individualista, ha tardado en empezar a encajar en el dibujo del equipo de Rubi. Pero además, el exjugador del Olympique de Lyon se ha encontrado con un contratiempo inesperado: las faltas.

En las 22 primeras jornadas de Liga, de las que sólo ha disputado 18, ha sufrido 71 infracciones, más que ningún otro jugador en Primera división. Los rivales del Betis han encontrado en el juego ‘subterráneo’ la mejor manera para frenar las arrancadas del talentoso centrocampista verdiblanco sin que los arbitrajes, por el momento, le hayan protegido como sí ocurre con otros futbolistas de sus características.

Comparaciones ‘odiosas’

Fekir es el segundo jugador que más regates ha completado en lo que va de temporada en LaLiga, 58. Sólo le supera Messi (94 regates), al que se enfrentará el próximo domingo en el Benito Villamarín. Pero el argentino apenas ha sufrido 26 faltas en 17 partidos, poco más de una tercera parte que el francés. Unas cifras que se repiten en otros regateadores como Anguissa (54 regates y 25 faltas sufridas), Odegaard (52 regates y 27 faltas) y Oyarzábal (49 regates y 28 faltas).

 

Casi nunca con uno más

Sólo Grealish (111 faltas), del Aston VillaZaha (83), del Crystal Palace, y Maddison (74), del Leicester, todos con entre cinco y siete partidos más que Fekir, han sufrido más infracciones que el francés del Betis en las cinco grandes ligas europeas.

Una estadística que tiene fiel reflejo en su equipo. Los verdiblancos, con 345, son el equipo de LaLiga al que más faltas le han hecho en lo que va de temporada. Pero curiosamente, sólo ha estado un par de minutos en superioridad numérica sobre el césped. Por contra, con 259 infracciones cometidas, es el cuarto equipo de Primera división que menos faltas realiza… ¡y al que más jugadores le han expulsado! Nada menos que cinco béticos han visto la cartulina roja en 22 jornadas. Sorprendente.

Buenos números

Más allá del nulo amparo arbitral que está encontrando Fekir (más bien todo lo contrario, con cinco amarillas ya ha tenido que cumplir un partido de sanción), su importancia en el Betis empieza a ser cada vez mayor. Acumula cinco goles y tres asistencias en LaLiga, es el jugador de Primera división que más penaltis ha provocado esta temporada (tres) y con sus tantos ya le ha dado siete puntos a su equipo. Sus arrancadas con el balón cosido a la bota izquierda y su potente disparo empiezan a dejar huella en LaLiga… a falta, sin duda, de una mayor protección.